5 razones por las que no tomaría una segunda hipóteca

Desde siempre los bienes raíces son considerados la mejor inversión que existe, lo cual en muchos casos es cierto, pero en muchos otros casos no, uno de estos casos es cuando lo hacemos a través de un crédito hipotecario y no pensamos vivir en esa casa, o pensamos en el típico “que la renta pague la hipoteca y se paga sola”… esto no siempre es una opción financieramente buena.

Después de estar pagando el crédito hipotecario del departamento donde vivo durante 4 años he llegado a la conclusión que fue una buena decisión, sin embargo, no tomaría un segundo crédito hipotecario para comprar otra propiedad, a menos que casi tuviera ya mínimo un 70-80% del costo y solo necesitará pedir el restante 20-30% , a continuación expongo mis 5 razones:

1.- Los costos  de un crédito son muy altos; fuera de la tasa de interés de entre 9 y 10% anual en México, vienen otros costos que casi nadie toma en cuenta: escrituración, mantenimiento, seguro de vida y seguro de daños.
Tan solo con el costo de los seguros proporcionados por los bancos me deja claro que el negocio es de ellos y no de uno.

2.- Los primeros años casi todo lo que pagas es interés, me sorprendió ver como durante mi primer año el 90% o más de mi mensualidad eran puros intereses, incluso ahora en mi cuarto año y después de haber hecho ya varios adelantos a capital un 30 %  de mi mensualidad se va en intereses y seguros.

3.- Las rentas en México para casas y departamentos rondan en promedio el 5% anual, es mentira que con la renta pagas la hipoteca; es decir, si compras un departamento de 2.5 millones de pesos en Guadalajara, lo podremos rentar entre 10 y 11 mil pesos; y si pedimos el 80% de ese valor prestado, nuestra hipoteca quedará aproximadamente en 20 mil pesos a un plazo de 20 años,  aunado a esto debemos sumar predial y costos de mantenimiento, es decir la renta cubre solamente el 50% del valor que tenemos que pagar por la hipoteca.

4.- No podré diversificar mucho mis inversiones: si adquiero otro inmueble necesitaré usar nuevamente mis ahorros para el enganche y escrituración y además me quedaría con una hipoteca que posiblemente querré terminar de pagar cuanto antes, entonces sucederá lo mismo que hoy: todos mis excedentes los mandaré a capital y no tendré más dinero para invertir en otras opciones.

5.- Si  por el contrario decido no dar anticipos a capital o si mis ingresos no lo permiten pagaré en muchos años un segundo crédito hipotecario y terminaré pagando el triple por ese departamento. Es verdad que tendré ahora otro ingreso a mi capital, pero con ese dinero y ese tiempo pude haber ahorrado y diversificado más al invertir.

CONCLUSIONES:
Si deseo comprar un segundo bien inmueble definitivamente ahorraré por mi cuenta en un buen portafolio diversificado entre opciones conservadoras y la bolsa de valores, y cuando tenga el dinero suficiente compraré algo en preventa o tomaré alguna muy buena oportunidad, pero sin endeudarme o haciéndolo al mínimo.

El tener una hipoteca te “obliga a ahorrar”, muchas personas por eso toman hipotecas, y es verdad que es preferible pagar una a gastarse el dinero en mensadas, sin embargo hay opciones más rentables donde también puedes ahorrar de forma “obligada”, algunas de ellas son los planes de seguro, puedes utilizar una opción de estas y cuando reúnas una buena cantidad compras ese departamento de contado sin endeudarte, y muy seguramente con un buen descuento, es cuestión de esperar las oportunidades.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *