En finanzas también hay que tener botes salvavidas.

_Titanic900pxMe imagino que todos han escuchado hablar de la historia del Titanic, aquel barco que todos decían era insumergible, bueno ya sabemos la historia. ¿Qué tiene que ver con las finanzas personales? Si te identificas con alguno de los siguientes enunciados puedes tener el síndrome del Titanic (creer que nada me va a pasar):

  • Crees que no necesitas ahorrar porque ese dinero invertido en tu negocio te da más.
  • Crees que no necesitas ahorrar para tu retiro porque tu negocio te retirará.
  • Crees que todas las ideas que te vienen a la mente te generaran más dinero que un simple plan de ahorro.
  • Sientes que nada te va a pasar, que eres joven y a los jóvenes nada les pasa.
  • Crees que “mover el dinero” es mil veces mejor que ese aburrido plan de ahorro o retiro.
  • Crees que por no planear enfermarte no te enfermarás.

Todos alguna vez experimentamos el síndrome del Titanic, sobre todo en la juventud, existen personas más arriesgadas que otras, generalmente emprendedores y empresarios. En México he visto este síndrome al por mayor y desafortunadamente hay muchos Titanics hundiéndose.

Aquí mis conclusiones de por qué evitarlo.

  • Es verdad que un negocio puede dar mucho más rendimiento que un plan de inversión, pero también es verdad que no todos los negocios funcionan. ¿Por qué arriesgarlo todo siempre? Arriésgate, pero ten tus botes salvavidas por si algo sale mal.
  • Hoy en día existen profesionistas como médicos, arquitectos y abogados que simplemente no pueden jubilarse porque no tienen los recursos para hacerlo. A lo largo de su vida hicieron mucho dinero, pero no supieron conservar una parte de él, aunque fuera una mínima parte para su retiro.
  • He visto dueños de negocios y pequeños empresarios de 65 o 70 años que por necesidad siguen trabajando con horarios como los que tiene una persona de 30, ¿No sería justo que después de 30 o 40 años de trabajo pudieran ya bajar el ritmo? ¿Qué pasó? Su Titanic actualmente no está en su mejor momento y no adquirieron botes salvavidas.
  • Somos seres humanos, el día menos pensado podemos enfermarnos, morirnos o tener un grave accidente que nos deje con alguna discapacidad, sonará muy trágico, pero es cierto, ¿Por qué no tener un bote para eso?

Quiero aclarar que no estoy en contra del ser emprendedor,  al contrario lo que México necesita son más emprendedores, más personas que generen empleos y crecimiento, pero recuerden también que en México el 60 % de las nuevas empresas fracasan antes de cumplir dos años de operación según cifras del Observatorio Pyme de la Secretará de Economía.

Te invito a que consideres; independientemente de lo que hagas, seas un exitoso profesionista o freelancero, tengas un negocio próspero o trabajes en una gran empresa, prepares suficientes botes salvavidas, no vaya a ser que los necesites y te pase lo mismo que al Titanic.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>