Las cuatro pruebas del emprendedor

youtube-header
Recientemente acudí al congreso WOBI (World of Business Ideas) dedicado especialmente a emprendedores y los principales retos que estos deben afrontar. Me llamó la atención una plática que dió José Medina Mora, presidente de Coparmex Jalisco, en la cual habló sobre las cuatro pruebas que un emprendedor debe aprobar para poder llamarse emprendedor exitoso. A continuación daré un pequeño resumen de estas pruebas y además agrego una sencilla prueba “infalible” para saber si vamos por el buen camino.

La prueba de la pasión.
El ingeniero Medina nos dice: “Busquen aquello que les apasiona y háganlo diario”. ¿Realmente nos gusta nuestro trabajo? ¿Realmente nos apasiona? La falta de motivación y pasión en nuestra vida ya es común y estamos acostumbrándonos a ello. La prueba infalible para saber si estamos en el trabajo correcto es sencilla: Si te levantas con ganas y pasión de llegar a tu trabajo, estas haciendo lo correcto.

La prueba del sacrificio.
¿Estas dispuesto a dejar de hacer ciertas actividades que te gustan como ir a comer  o salir a cenar cada tres días por ahorrar un poco de dinero, dejar esa comida familiar por visitar a un cliente o perderse de ese partido de futbol con los cuates por realizar la contabilidad del mes? Y más importante ¿Estas dispuesto a hacer todas las actividades que requiera tu empresa, sea administración, ventas, publicidad, etc.? La prueba infalible: Respóndete esto ¿Estas dispuesto a pasar más tiempo enfrente de un cliente que de un amigo?

La prueba de la rentabilidad.
Constituir una empresa no solo debe ser por gusto. Se deben encontrar los clientes correctos y aquellos que paguen rápido y sean confiables. Muchas veces por realizar una venta damos mucho tiempo para saldar una factura, siendo que esto puede causarnos varios inconvenientes a la hora de nosotros tener que pagar nuestras cuentas. Busquemos la rentabilidad o como mínimo nuestro punto de equilibrio. Aprendamos a cobrar nuestras cuentas pero hagámoslo de manera respetuosa y amable. Cuidemos de nuestros colaboradores. Ellos son los que cuidarán de nuestros clientes.

La prueba infalible: Tus ingresos deben ser mayores a tus egresos. Obvio ¿no creen?

La prueba de la trascendencia.
La última pero no la menos importante. ¿Cómo se reflejan tus valores en tu empresa y en tus empleados? Grandes empresas el día de hoy se preocupan más por cuidar de sus inventarios y sus almacenes, y  prefieren asegurar sus mercancías que a sus mismos empleados, ya saben, por eso de que si se quema la fabrica o nos roban ese producto valiosísimo que esta en el almacén. Y nuestros empleados… ¡Bien gracias! Ni siquiera una buena prestación o mínimo un sueldo justo se les otorga, siendo que ellos son los principales engranajes de nuestra empresa. Ellos serán los encargados de nuestros éxitos o nuestros fracasos. Mantener bien motivado a nuestro equipo de trabajo es pieza fundamental en los primeros pasos como emprendedores. Nuestros colaboradores deben compartir ese entusiasmo con nosotros por la empresa. Defendámoslos y apoyémosles en momentos difíciles y ellos harán lo mismo con nosotros. Seamos parte de su vida de manera positiva.

La prueba infalible: Cuando uno de tus colaboradores trabaje contigo y no para ti, habrás trascendido en él.

Sí estas en el camino a emprender o ya lo haces, te invito a que utilices estas sencillas pruebas y te conviertas en un emprendedor más humano y completo.  ¡Animo!

Alberto Cortés.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>