Los créditos

Me decidí a escribir este post hoy porque me llegó de Banamex una carta con un crédito “preautorizado” de mi tarjeta de crédito, dinero en efectivo que podía disponer si quería, decía: “Ve preparándote para todo lo que vas a estrenar”. Y una foto con maletas, TV, ropa, etc.  Me reí, lo rompí y lo tiré.

Desafortunadamente la necesidad o la falta de conocimiento nos hace muchas veces tomar este tipo de “oportunidades”, que más bien son oportunidades para las instituciones financieras de sacarnos lana.

Mi recomendación para los créditos es tomarlos únicamente para bienes duraderos y patrimoniales: casa, terrenos, negocio y si acaso el coche. Y aún así yo soy de la idea de ahorrar para esto mismo en lugar de un crédito.

No estoy en contra de los créditos incluso ni de las tarjetas de crédito, yo mismo tengo 2, al contrario me parece son útiles para muchas cosas; lo malo somos nosotros al usarlas erróneamente. Al contrario saquemos provecho de los beneficios que pudieran darnos y paguemos el saldo total siempre.

En conclusión hay que analizar muy bien para qué es el crédito que queremos tomar, si lo podemos pagar y si no va a resultar contraproducente en nuestras finanzas, al rato no vayamos a estar  como decía mi papá “dando tarjetazos” a diestra y siniestra y tengamos que huir de nuestras irresponsabilidades.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>