Satisfacciones de mi trabajo

El día de hoy quiero compartirles muchas de las satisfacciones que hemos tenido en el despacho con los clientes. Es una fortuna poder estar ahí en las diferentes etapas de cada uno de ellos, han pasado poco más de 6 años y les puedo decir que ya hemos vivido algunas experiencias, tanto positivas como tristes, pero todas con resultados favorables, siempre protegiendo a los clientes.

La primera y más grande satisfacción es cuando entregamos el ahorro del 5to año del Plan Vida Mujer que varias clientas tienen contratado, esta semana por ejemplo entregamos uno de ellos, la clienta me contó lo usará para dar el enganche de un nuevo coche; otros usos que le han dado a este ahorro ha sido: remodelar la casa, parte del capital para un negocio, adelantar pago a la hipoteca. Es el fruto del esfuerzo y del ahorro.

Otra satisfacción importante, pero también triste, ha sido la indemnización de dos seguros de vida. Los dos clientes que han fallecido no tenían ni dos años con la póliza, ambos jóvenes, ambos con familia o dependientes económicos, y ambos fallecieron muy rápidamente. La satisfacción es que tenían de alguna manera a sus familias protegidas con un seguro de vida, eso no obviamente no resuelve la tristeza de la pérdida, pero si ha dado tranquilidad a una madre en uno de los casos y a una esposa y un hijo en el otro, de contar con un apoyo económico para seguir adelante con sus vidas.

Y qué decir de aquellas cuentas de ahorro de clientes que con el paso del tiempo siguen incrementándose y que cuando les decimos lo que llevan aportado se sorprenden,  “¿Apoco llevo ya 1, 2 o 4 años ahorrando?, ¡orale, qué rápido!” dice la mayoría. “De no tener este plan de ahorro de seguro ya me lo hubiera gastado” dicen otros.  El ahorro es una gran satisfacción y como la cuenta no la tienen en el banco ni a la vista, se olvidan totalmente de este dinero, y cuando se los recordamos, les da gusto tenerlo.

Y por último nuestros clientes que han sido indemnizados en gastos médicos mayores, han sido también bastantes, uno de cada tres clientes ha usado su póliza; lo cual nos dice “la gente sí se enferma, si se accidenta”.  Nos llena de orgullo cuando las transferencias de sus rembolsos de gastos médicos quedan hechas, y ese dinero no ha salido de los clientes, sino del seguro. Qué bueno que lo tienen.

Tenemos aún mucho por hacer, mucha gente por convencer y asegurar, esto es sólo uno de los comienzos de una larga carrera. Esperamos ustedes estén asegurados y si no, ¿Qué esperan?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>